lunes, 19 de marzo de 2018

Nombre y apellido

El viento desata las amarras que el miedo había creado. Hoy es tiempo de soltar sin manipulación alguna. Soltar con confianza y entrega. Escribir es una de esas maneras; es dejar salir si esperar nada a cambio. Dejar salir las letras del alma, de la carne, de la sangre. Un papel las recibe sin juzgarlas. Sólo las recibe, les ofrece un lugar donde apoyarse, donde morar y fluir. Escribir libera mis grandes temores. Exorciza mis cavernas pobladas de alimañas. Le ofrece un nombre a cada una. Un nombre y a veces hasta un apellido. Y a ellas les encanta, por unos instantes se vuelven mansas y a veces hasta parecen inofensivas.

Abierta

Sentir las gotas de lluvia entrando en mis llagas. El espíritu de la Tormenta curando mis heridas.

Carnaval

Una catarsis carnavalezca montada por grillos borrachos y salamancas vestidas al rojo vivo.Todo se agita y se desnuda, des-anudando mandatos y miedos. Hombres disfrazados de Machos Cabríos saltan alocados mostrando sus penes brillantes de purpurina, erectos! como flechas de luz, marcando un único camino: LA VIDA. La danza se vuelve tan impúdica que las luciérnagas migran a otro lugar para no alumbrar la escena.

martes, 2 de enero de 2018

Nido Vacío


La boca tiesa. La mandíbula rígida. Los senos secos como pasas de uva. Una hija se desprende de mí. Es un desgarro. Un alarido que cada parte de mi psiquismo grita en secreto.