domingo, 3 de febrero de 2019

Poema "Yo Soy" ( primer intento)

Soy Vacío coronado en un cuerpo de musgo y sangre, derrumbando murallas e hipocrecías. Soy la carne encandilada, iluminada desde adentro, perfumando la alcoba sin techo. Soy lápida verde, adornada de magnolias, conversando con las estrellas, buscando calma y cobijo. Soy miedo, rompimiento de olas, quemaduras, quebrantos, cocimientos, tejidos. Soy hija triste doliendo la partida del Padre, lento peregrinaje hacia la Mar Sin Nombre, Fémina-Sapiens en la jungla desprotegida; una inmensa canasta llena de preguntas insaciables. ¿Dónde estas ahora que comienza el Carnaval? Papá querido que hace un año te fuiste...entre coplas y colores, en un día de calor, dejando un cuerpo que tanto te dolía. ¿Quién soy yo sin mi papá en la Tierra? ¿Cómo ser sin el árbol que me guía? ¿Cómo comprender los nuevos mapas de navegación? El astronauta partió sin mostrarme la salida. Soy una hija doliendo a su papá, resignificando el viaje, buscando un nuevo sentido. Soy un planeta en flor, un Saturno con pies y alas intentando superar el frío. Aprendiendo a vivir sin casa, conectada con el aire y la intemperie. Buscando consuelo y abrigo. Soy la que mira el cielo y se pregunta cómo estaras? ¿qué libros lees? ¿Cómo es tu militancia ahora? ¿Hacia dónde orientas tus pasos? ¿Qué águilas miras volar ? Soy tristeza, espesa, tan espesa. Purpurina cruda de oro y sal. Papel picado. Serpentina. Las penas se cuecen en tiempos del rey Momo, el que se va en Carnaval se muere honrando la Vida.

viernes, 1 de febrero de 2019

Recuerdo

Yo tenía un corazón que era rojo y valiente. Tan valiente como un náufrago que se aferra a la idea de sobrevivir; como un prisionero que se aferra a la idea de la libertad, como un águila desprovisto de sus alas que se aferra a la inmensidad del cielo; como un disco roto que se aferra a su memoria evaporada.

Naturaleza

El Espíritu de los pájaros me enseña la oda de la alegría. Nada puede permanecer en pie si no se practica el arte de la deconstrucción.

martes, 6 de noviembre de 2018

La Trapera

Aquí viene la gitana! La inatrapable peregrina. Mujer trapera que sólo ama sus pies en el camino. La tierra amarrona sus talones, llenando de barro su espíritu moreno. Su esencia es andar. Si se queda quieta se entristece y muere. Ella danza y ríe. Su piel es dorada como el Sol mediterráneo. Por las noches se convierte en copa para recibir el vino. El viento la despeina convirtiendo su cabello en un enjambre de posibilidades. Nunca se sabe qué destino seguirá. No lleva mapas ni guías de viaje. Cada año está más vieja, sin embargo su belleza permanece intacta. Vagabundea sin amarras por rutas sagradas que sólo puede recorrer quien se vacía día a día.
Mujer sin dueño. De todos y de nadie.

lunes, 5 de noviembre de 2018

Aire III

Soy una mujer de polvo que el desierto lleva y trae a través del viento. El viento modela mi silueta, luego me hace caminar, luego me mece en la suave brisa, y más tarde me deshace arremolinándome en su soplo. Las sombras se asombran de mi danza desnuda. Sólo soy sudor y arena.

Aire II

Lo que hoy sientes como brisa alguna vez fue huracán y tornado. La brisa es el alma saciada del tornado cuando ya comió todo lo que tenía que comer. Y es el cuerpo relajado del huracán cuando ya rompió todo lo que tenía que romper.